Emergencia - Dentista en Aurora, CO - Aurora Modern Dentistry

emergencia


En una emergencia

Mantenga la calma. Concéntrese en detener el sangrado y proteger al diente o área lesionada siguiendo las instrucciones adecuadas de esta sección.

Nunca tome aspirina o ibuprofeno para una emergencia dental porque son anticoagulantes que pueden causar sangrado excesivo. Para aliviar el dolor, tome acetaminofén según lo indicado en la etiqueta del paquete.

Las lesiones en sus dientes y encías pueden ocasionar infecciones u otras complicaciones, así que asegúrese de ver a su dentista.

Si su emergencia puede causar la muerte, marque el 911 para Servicios de emergencias médicas o vaya inmediatamente a la sala de emergencias de un hospital.

Dolor intenso

Las causas más comunes son residuos alojados debajo de la línea gingival, pérdida de un empaste o corona, un diente cuarteado o roto, o una infección. Solamente mediante un examen minucioso realizado por su dentista se puede determinar la causa subyacente del dolor intenso.

Hasta que pueda ver al dentista, aplique hielo al área adolorida por 10 a 20 minutos de cada hora. Para aliviar el dolor, tome acetaminofén según lo indicado en la etiqueta del paquete.

Posible fractura de la mandíbula

No mueva su mandíbula. Fije la mandíbula con pañuelo, corbata o toalla atada alrededor de la mandíbula y sobre la parte superior de la cabeza. Use compresas frías para reducir la hinchazón.

Vaya de inmediato a la sala de emergencias.

Dientes
Residuos entre los dientes

Introduzca cuidadosamente un trozo de hilo dental (nunca un objeto agudo o puntiagudo) entre sus dientes. Hágalo suavemente para no cortar el tejido gingival. Si no puede retirar el objeto, vea de inmediato al dentista.

Diente flojo

Ya sea removible o fijo, un puente se ajusta con soportes que ofrecen sostén.

Diente cuarteado o roto

Es posible que los fragmentos se puedan volver a fijar a su diente, solo su dentista puede decirle con seguridad. Tome las siguientes medidas y vea a su dentista de inmediato. No olvide llevar los fragmentos consigo.

Para la persona lesionada:
  • Enjuague su boca con agua tibia para limpiarla. Aplique una gasa al área y presione firmemente para detener el sangrado. Trate de encontrar los fragmentos del diente cuarteado o roto inmediatamente.
  • Cuando el sangrado se detenga, aplique compresas frías al área lesionada para disminuir la hinchazón. Si el sangrado no se detiene después de 10 minutos de aplicar presión constante y firme, vea a su dentista o vaya a la sala de emergencias.
Para el diente cuarteado o roto
  • Guarde los fragmentos del diente y enjuague esos fragmentos y su boca con agua tibia.
  • Si los fragmentos del diente están sucios, coloque una toalla o paño en un lavamanos (para que los fragmentos no se vayan por el desagüe), y enjuáguelos con cuidado.
  • Coloque los fragmentos en un envase pequeño y cúbralos con leche, agua con una pizca de sal o saliva de la persona lesionada.
Diente desprendido
Diente de leche de un niño

Llame a su dentista de inmediato. Si el diente de leche de un niño se desprende completamente, es probable que no pueda volverse a implantar. Si esto sucede, el diente faltante puede reemplazarse naturalmente cuando salga el diente permanente (definitivo) del niño.

Un diente permanente (definitivo)

Usted tiene un plazo de 1 a 2 horas para que sea posible volver a implantar su diente, solo un dentista puede decirle con seguridad. Tome las siguientes medidas y vea a su dentista de inmediato. No olvide llevar su diente protegido con usted.

Para la persona lesionada:
  • Enjuague su boca con agua tibia para limpiarla. Aplique una gasa al área y presione firmemente para detener el sangrado. Trate de encontrar el diente faltante inmediatamente.
  • Cuando el sangrado se detenga, aplique compresas frías al área lesionada para disminuir la hinchazón. Si el sangrado no se detiene después de 10 minutos de aplicar presión constante y firme, vea a su dentista o vaya a la sala de emergencias.
  • Coloque el diente en un envase pequeño y cúbralo con leche, agua con una pizca de sal o saliva de la persona lesionada.
Para el diente roto:
  • Sostenga el diente solamente por la corona (la parte visible del esmalte). Si el diente o la raíz están sucios, coloque una toalla o paño en un lavamanos (para que el diente no se vaya por el desagüe), y enjuague el diente y la raíz con cuidado pero NO RESTRIEGUE o retire el tejido gingival que aún puede estar pegado a la raíz.
  • Si es posible, vuelva a colocar el diente con cuidado en su cavidad gingival con la dirección correcta (asegúrese de no forzar el diente al volver a colocarlo en su sitio). De no ser posible, coloque el diente en un envase pequeño y cúbralo con leche, agua con una pizca de sal o saliva de la persona lesionada.
Pérdida de un empaste o corona

Haga una cita con su dentista. Puede aliviar el dolor causado por el aire que entra en contacto con la parte expuesta de su diente usando aceite de clavo de olor (disponible sin receta médica en farmacias y supermercados). Simplemente sumerja un hisopo de algodón en el aceite de clavo de olor y aplíquelo a la parte expuesta de su diente. Colocar una compresa fría en la cara sobre el área adolorida también puede aliviar el dolor.

Empaste:
  • Si encontró el empaste, colóquelo en un lugar seguro y llévelo consigo cuando consulte a su dentista.
  • Para que su diente se sienta más cómodo, llene el orificio del diente con cera o cemento dental (disponible sin receta médica en la farmacia). No use adhesivos para el hogar en su boca.
Corona:
  • Si encontró la corona, puede volverla a colocar temporalmente usted mismo hasta que pueda ver al dentista.
  • Limpie suavemente cualquier residuo del interior de su corona.
  • Aplique adhesivo para dentaduras postizas, cemento dental o pasta dental a la parte interior de su corona, antes de volver a colocarla en su sitio para proteger el diente.
Dolor dental

Limpie su boca enjuagándola bien con agua tibia. Pase el hilo dental suavemente alrededor del diente para eliminar cualquier partícula de alimentos que pudiera estar atrapada entre sus dientes o justo debajo de la línea gingival. Si el diente sigue doliendo, vea a su dentista lo antes posible.

Encías y tejidos blandos
Mordedura de la lengua o del labio
  • Una cortadura pequeña (menos de 1/4 de pulgada) probablemente se sane por sí misma.
  • Limpie con cuidado el área con una gasa o paño. Aplique una compresa fría, bolsa de hielo o una bolsa pequeña de frutas o vegetales al área para disminuir la hinchazón.
  • Si la cortadura es mayor de 1/4 de pulgada, o si el sangrado no se detiene después de 10 minutos del tratamiento con frío, vaya a la sala de emergencias.
Quemadura del paladar
  • Comer alimentos muy calientes (como pizza) puede causar quemadura del paladar. Estas llagas y ampollas dolorosas normalmente se sanan por sí mismas. Si no se han sanado después de 10 días, consulte a su dentista.
  • Mientras tanto, haga enjuagues de agua salada tibia (1/8 de cucharadita de sal en 8 onzas de agua) después de las comidas para mantener el área limpia. Si necesita alivio para el dolor, use un anestésico tópico bucal (puede encontrarlo sin receta médica en la farmacia). También puede tomar acetaminofén según lo indicado en la etiqueta del paquete.
Llagas orales

Si las llagas orales son causadas por tener frenillos nuevos, aplique un anestésico tópico (disponible sin receta médica en su farmacia). Para aliviar el dolor, tome acetaminofén según lo indicado en la etiqueta del paquete.

Dolor, hinchazón o absceso

Vea a su dentista inmediatamente debido a que el dolor o hinchazón gingival pueden ser síntomas de un absceso (infección) que se forma en el tejido gingival o en la raíz de un diente y el área circundante. Hay muchas razones por las que las encías pueden hincharse, volverse dolorosas o formar abscesos. Solamente mediante un examen minucioso realizado por su dentista se puede identificar la causa subyacente.

 

Si el absceso se rompe, es posible que experimente un torrente repentino de mal olor y de líquido de mal sabor proveniente del área hinchada o adolorida. Enjuague inmediatamente su boca con agua tibia.

Frenillos

Es posible que experimente molestias durante uno o dos días después de que los frenillos o retenedores se hayan ajustado. Para ayudar a aliviar las molestias, enjuague su boca son agua salada tibia o tome acetaminofén según se indica en la etiqueta del paquete.

Alimentos atrapados entre los dientes

Aunque esto ocurre con frecuencia, no es una emergencia dental. Para desalojar el alimento, trate de amarrar un nudo pequeño en el medio de un trozo de hilo dental, o use un cepillo interproximal o palillo.

Inhalación de un trozo del aparato

Llame al 911 inmediatamente y vaya a la sala de emergencias del hospital para obtener tratamiento.

Ingestión de un trozo del aparato

Llame a su dentista u ortodoncista para analizar las próximas medidas correspondientes.

Alambre punzante

Llame a su ortodoncista para describir la situación y programe una cita. Use un hisopo o el borrador de un lápiz para presionar el alambre contra el diente. Si el alambre no puede moverse a una posición cómoda, cúbralo con cera dental (disponible sin receta médica en la farmacia).

Soporte caído

Llame a su ortodoncista para describir la situación y programe una cita. Si el soporte despegado se ha volteado en el alambre y se ha salido, trate de volverlo a colocar en su posición normal. Para disminuir el movimiento del soporte despegado, use cera dental (disponible sin receta médica en la farmacia).

Alambre o ligadura faltante

Programe una cita con su ortodoncista. Si encontró la ligadura de goma, puede volverla a colocar en su lugar usando pinzas estériles.